WeCreativez WhatsApp Support
Estoy listo para responder sus inquietudes. ¡Anímese!

Terapia de Respuesta Espiritual T.R.E.

¿Qué es T.R.E.?

La Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) es un método de investigación y sanación, minucioso sistema de investigación y limpieza de los Archivos del Alma, o Archivos Akásicos, para encontrar bloqueos que nos generan retos a nivel mental, emocional, físico y espiritual, a través del subconsciente.

Es un método de investigación capaz de limpiar bloqueos e identificar fácilmente programación discordante y creencias limitantes y energías discordantes que provienen de esta vida como de la historia del alma. La rabia, la culpa, el odio, el autocastigo, el rencor y la baja autoestima son distintas formas en las que se manifiesta el miedo y que se contraponen a la verdadera naturaleza de nuestro espíritu, el amor. Si estas energías permanecen enterradas en nuestro subconsciente, nuestra realidad física se cera afectada y seguiremos atrayendo los mismos conflictos emocionales en vidas sucesivas.

La T.R.E. permite que la persona se libere de bloqueos a la salud, a la prosperidad, a la felicidad o a las relaciones positivas, y descarga las experiencias de la historia del alma Es una herramienta útil para liberar fobias, adicciones, depresiones, y patrones de comportamiento suicidas. Es un proceso espiritual “educacional” que permite que el alma reconozca el propósito de los programas emocionales como resultado de la liberación de tremendas sobrecargas emocionales, dando a la persona la oportunidad para explorar la vida de una manera completamente nueva.

Además, nos da a entender muchas de nuestras interrogantes y situaciones del porque es que nos pasan cosas que son tan raras y atípicas en nuestro diario vivir con nuestros hermanos y entorno, aunque alguno de ellos nos caiga mal. Pero siempre recibiremos un aprendizaje de ello.

Cada sesión de sanación tiene una duración aproximada de una hora, dependiendo del caso a tratar. Puede ser realizada de forma individual, si el paciente es a su vez practicante, o por un terapeuta holístico.

Las sesiones pueden ser presenciales en mi consultorio o a distancia (vía telefónica) y su duración es de una hora.

El análisis inicia con la petición de permiso a Yo Superior o Espíritu, para trabajar con el Yo Superior del solicitante. Seguidamente, con la ayuda del péndulo y los gráficos, se solicita información sobre la existencia de programas instalados, que afectan la potencialidad y desenvolvimiento de la persona.

Una vez determinado el punto anterior, extendemos la investigación para descubrir la razón por la que se instaló el programa, cuándo sucedió, los involucrados en la situación, y las energías negativas asociadas.

Concluida esta etapa, se procede con la limpieza y  la reprogramación de valores positivos. Si existen otros programas presentes, se reinicia el procedimiento desde el inicio (cada programa se elimina de forma individual).

El fenómeno por el cual obtenemos información con el uso del péndulo en la Terapia de Respuesta Espiritual, es conocido como respuesta ideomotora, sistema de comunicación que emplea el subconsciente manifestándose con pequeños movimientos musculares.

Como proceso de investigación espiritual consciente (el paciente está despierto durante todo el procedimiento), la TRE ofrece recomendaciones y nos ayuda en el aprendizaje del autoconocimiento, mejorando la expresión de nuestra esencia y potencial para alcanzar metas, propósito de vida y evolución.

El método, desarrollado por Robert Detzler (1926 – 2013), está basado en el uso del péndulo y más de 32 gráficos de estudio, que nos conectan con la mente supraconsciente identificada como Yo Superior o Espíritu, nuestra parte divina.

¿Porque se llama Respuesta?

Como en la T.R.E. se investiga el archivo subconsciente y consciente, se conoce mucho del pasado y del presente de la persona investigada, por eso en algunas oportunidades se parece a un oráculo, aunque el fin de la T.R.E. es sanar no adivinar, a diferencia de otras técnicas que dan información, ésta logra que la persona consultada experimente cambios, es decir, hay una respuesta, que incluso se comienza a notar en el mismo momento en que se realiza.

¿Quién se puede beneficiar de una sanación TRE?

Absolutamente todos. Desde una persona de 100+ años hasta un bebé en el vientre de su madre, relaciones interpersonales conflictivas, tus plantas, tu casa o negocio, bloqueos en la prosperidad y abundancia, tus proyectos, tu relación de pareja, tu transgeneracional o árbol genealógico (cuando se presentan patrones repetitivos en la familia), bloqueos para encontrar el sentido de vida y propósito en general Cualquier persona que esté atravesando por un reto a nivel mental, emocional o físico. También cualquier persona que busca desarrollar su potencial espiritual y liberar patrones limitantes y propósito, bloqueos en la salud: fobias, miedos, soltar viejos patrones de negatividad, conflicto, amargura, depresión, etc. Todos nos beneficiamos de la Energía Divina que es responsable de la creación de todo cuanto es y de este maravilloso proceso de sanación. Esta Terapia de sanación se puede hacer tanto presencialmente como a distancia.

Con TRE podemos investigar problemas de sobrepeso, es posible que el sobrepeso que tengamos se deba a vidas pasadas en las que hemos pasado hambre, carencia o ha habido abuso de algún modo por tener un cuerpo esbelto.

Con TRE también se pueden limpiar lugares como casas y oficinas, ya que los espacios en los que habitamos también pueden grabar las energías discordantes de las personas que en ellos interactúan. Con TRE se pueden cerrar aperturas dimensionales negativas y liberar almas errantes o desencarnados, los que serán llevados a su lugar justo y perfecto

LA TERAPIA DE RESPUESTA ESPIRITUAL PERMITE:

  • identificar el origen del problema
  • Limpiar la energía discordante
  • Reprogramar el subconsciente
  • Guiar el crecimiento de conciencia posterior a la terapia

¡IMPORTANTE!! La Terapia TRE no reemplaza a una consulta médica ni ningún otro profesional de la salud. No reemplaza los tratamientos médicos ni la cirugía; tampoco es un diagnóstico.